El éxito es conseguir lo que quiero

Sí, hay personas que asocian "éxito" con la fama y la fortuna; o con aspectos más perversos de las relaciones (sí, está donde está, pero a saber cómo llegó ahí). Algunas creen que es inalcanzable, otras ni se lo plantean, el éxito para ellas es tan natural como respirar.

No sé donde estás tú con respecto a esto, pero puedo decirte por mi experiencia, que lograr lo que quieres, se encuentra tan cerca o tan lejos, como lo creas .

Fui afortunada y mi madre resultó ser una mujer extraordinaria. Siempre me alentó en todos mis propósitos, me apoyó, me dio ayuda, confió en mí. De manera que fui creciendo creyendo en el éxito. Claro, de niña no lo definía así, pero sí que lo vivía en muchas oportunidades a lo largo de los días y de los años.

Pero mi fe en lograr estaba dividida: había cosas en las que por supuesto que sí, sin duda. Pero en otras...la certeza del logro, la seguridad de conseguir lo que quiero, no estaba tan clara. Así que fui aprendiendo a ser muy buena en algunas cosas y alcanzar mis deseos, y también aprendí a ser muy mala en otras cosas y conseguir justo lo contrario de lo que quería.

Más o menos como tú ¿verdad?

Claro, si al final todos nos topamos con piedras parecidas en nuestro camino...

Luego crecí, maduré y me hice mayor. He aprendido ¡tantísimo en mi vida y de tantas personas!

Esto es algo que me encanta, que me fascina: aprender. Conocer el porqué y el para qué de las cosas. Descubrir cómo solucionar cada problema. Tener la perspectiva de sacar el jugo a todo, a aprender de todo (de lo malo también, sí).

Fui desarrollando lo que yo llamo la Actitud Vencedora, esa manera de ver, de percibir, de sentir, las cosas, lo que me ocurre (a mí y a otros) de tal modo que siempre encuentro cómo resolverlo; mi relación con mis emociones siempre me deja buen sabor de boca (a pesar de las penas); siempre procuro verme a mí misma venciendo las dificultades y sintiéndome conectada con mi Poder interior, ese poder que procede del verbo Poder, en presente de indicativo, en primera persona del singular: yo puedo.

 

 

Decidí estudiar Psicología cuando tenía alrededor de doce años. Quería ayudar a ser felices a miles de personas. Me fijaba en tantos contratiempos que amargaban a la gente; en tantas situaciones desgraciadas y dolorosas; me conmocionaba tanta tristeza y desolación. Así que eso es lo que hice, me convertí en una profesional de la psicología. Y llevo ya la friolera de treinta y pico años ejerciendo esta maravillosa profesión, que me ha permitido cumplir uno de mis sueños: ayudar a a los demás a ser más ellos mismos, más felices, creando una nueva versión de sí mismos.

Siempre he creído que el Bien ha de extenderse, y toda la vida he cooperado en multitud de causas (individuales o colectivas) para hacer del mundo que tenemos entre manos, un poco más brillante, más hermoso. Me gusta acostarme pensando en las cosas que he hecho a lo largo del día para que o yo misma, o cualquier otro ser vivo, nos hayamos sentido más felices.

Pero no creas que todo en mi vida es color de rosa ¡no!, claro que no. Sin embargo, la Actitud Vencedora me ha ayudado siempre a superar los colores más negros, el dolor más profundo.

Si tú necesitas aprender a desarrollar esta Actitud Vencedora, estás en el lugar adecuado.

¿Quieres conseguir tus deseos más preciados?

¿Tu grupito de subpersonalidades Saboteadoras te pone mil trabas para alcanzarlos?

¿No sabes quien es ese grupito maldito?

Pues te lo presento:

Tenemos a Dora la Saboteadora, que es quien se encarga de cuestionarlo todo para que dudes y te quedes bien quietita. Tenemos a Doña Dramas, que tiene como misión exagerar cualquier detalle para que sufras y necesites parar, buscar un hombro en el que reposar. Está la Señorita Rottenmayer a quien le encanta criticarte y compararte para que te sientas mal y abandones lo que sea que quieres. Y Doña Ratita Miedosa, que no quiere explorar ningún territorio nuevo, prefiere quedarse en casita, donde se conoce todos los rincones para quedar oculta y a salvo.

¿Te resuena alguno de estos personajes?

Puede que tú les llames con otros nombres, pero la función que desempeñan es la misma (o casi).

Me conozco docenas de versiones de este grupito y sé como mantenerlo a raya, para que tú puedas trabajar para lograr lo que quieres (y te mereces).

 

Actualmente tengo otro gran sueño ¿quieres conocerlo?

Quiero ayudar de nuevo a miles de personas pero esta vez sin límites geográficos gracias al milagro de Internet. Y quiero hacerlo de un modo nuevo. No creas que me ha aburrido mi trabajo como psicóloga, me sigue proporcionando gran satisfacción.

Pero deseo otro enfoque. Quiero dedicarme a mujeres emprendedoras, que quieren serlo pero que les cuesta (por muchas razones), y ese lograrlo, les trae por la calle de la amargura.

Para hacer realidad este deseo mío, te necesito a ti.

Si eres esa emprendedora que tiene que luchar contra un ejército de complicaciones, y estás leyendo esto, entonces clika el botón que hay debajo y comunícate conmigo, porque juntas podemos crear lo que nos de le gana...

 

Pillada in fraganti

Te cuento sobre mí:

Soy organizada, me gusta el orden y la armonía.

Me siento feliz haciendo cosas que hacen a otros más felices. Busco actividades que me ayudan a conseguirlo. En invierno, tejo bufandas para Els amics de la gent gran (Los amigos de los abuelos) y en verano, hago Pulpitos Solidarios, que sirven para los prematuros en la incubadora para que no se agarren a los cables y haya desgracias.

Adoro la naturaleza, las caminatas, el mar y las montañas.

Me gusta conversar sobre infinidad de cosas. Aprender siempre.

Soy una lectora voraz y me encantan las películas.

El deporte no me gusta mucho, pero procuro hacerlo para mantener mi salud.

Me gusta cocinar, escribir, el arte, ir de compras.

Vivo desde hace más de cuarenta años con perros y gatos. He intentado (al morir el último perrito) no adoptar más...pero ¡no lo conseguí! Me gusta su compañía y todo lo que aprendo con ellos.

Desde hace dos años, dejé de consumir productos animales porque es espeluznante como la industria alimentaria los trata desde que nacen hasta que los matan cruelmente.

Siempre veo la parte cómica a las cosas, así que me río mucho con todo.