Acerca de mí

Me encanta ayudar a que otras mujeres desafíen a sus Saboteadoras mentales y las venzan.

Una Saboteadora mental es un programa automático de tu subconsciente que tiene como finalidad protegerte de cualquier peligro. Se originó cuando eras pequeña y tuviste que padecer ciertas heridas emocionales. Tranquila, todos tenemos heridas emocionales, no es nada patológico. Hay muchas Saboteadoras, pero he localizado a las cuatro más pesadas, y son las que combatimos, hasta que resultan desactivadas.

Te las presento:

 

DORA, ROTTENMEIER, RATONA Y DOÑA DRAMAS

 

Son programas automáticos que tú has aprendido a obedecer inconscientemente.

Tú decides algo y de verdad que lo quieres hacer, pero...no sabes cómo pero al final se estropea y no lo consigues.

Tú eres completamente inocente de esto. Es tu mente, que está diseñada para que sobrevivas, puedas reproducirte y la especie no se extinga.

¿Qué es lo que digo? ¿Parece raro?

Sí, sí, sí.

Raro, pero cierto.

Es así cómo funciona tu mente (y la de todos), y saberlo... nos da un poder ¡enorme!

Aunque no nos demos cuenta, la parte biológica sigue siendo muy potente y es la razón de que una parte de tu mente realice esta función de impedirte hacer algo diferente o que nunca has experimentado.

 

¿Te suena esto? ¿Has recordado muchas situaciones donde estás frustrada, donde te preguntas el por qué de que te pase esto? ¿Has probado mil soluciones y ninguna ha funcionado?

 

¡Pues puedo echarte una mano!

Me dedico a ayudar a mujeres que saben lo que quieren (o no tanto) pero están seguras de que quieren conseguir sentirse bien, dar sentido a sus vidas (esa sensación de estar en tu lugar en el mundo) y que han probado muchas cosas sin demasiado éxito.

 

Decidí estudiar Psicología cuando tenía alrededor de doce años. Quería ayudar a ser felices a miles de personas. Me fijaba en tantos contratiempos que amargaban a la gente; en tantas situaciones desgraciadas y dolorosas; me conmocionaba tanta tristeza y desolación. Así que eso es lo que hice, me convertí en una profesional de la psicología. Y llevo ya la friolera de treinta y pico años ejerciendo esta maravillosa profesión, que me ha permitido cumplir uno de mis sueños: ayudar a a los demás a ser más ellos mismos, más felices, creando una nueva versión de sí mismos.

 

Siempre he creído que el Bien ha de extenderse, y toda la vida he cooperado en multitud de causas (individuales o colectivas) para hacer del mundo que tenemos entre manos, un poco más brillante, más hermoso. Me gusta acostarme pensando en las cosas que he hecho a lo largo del día para que o yo misma, o cualquier otro ser vivo, nos hayamos sentido más felices.

 

Pero no creas que todo en mi vida es color de rosa ¡no!, claro que no. Sin embargo, la Actitud Vencedora me ha ayudado siempre a superar los colores más negros, el dolor más profundo.

Fui muy afortunada al tener una madre muy sabia que me enseñó a cultivar esta manera de afrontar la vida, sintiendo que puedes superar cualquier obstáculo. Si le sumamos una parte de mi carácter, que es la bravura, el resultado es que soy una persona que se atreve a explorar nuevos caminos, que se cae y se equivoca, pero que se levanta las veces que haga falta y aprende de la experiencia para crecer como ser humano.

 

Toda mi experiencia la pongo a tu disposición, para que aprendas como yo a localizar a las Saboteadoras y las maneras de mantenerlas a raya hasta desactivarlas.

 

Avancemos un poco más en conocer a las Saboteadoras:

 

Tenemos a Dora la Saboteadora, que es quien se encarga de cuestionarlo todo para que dudes y te quedes bien quietita. Tenemos a Doña Dramas, que tiene como misión exagerar cualquier detalle para que sufras y necesites parar, buscar un hombro en el que reposar. Está la Señorita Rottenmeier a quien le encanta criticarte y compararte para que te sientas mal y abandones lo que sea que quieres. Y Doña Ratona Miedosa, que no quiere explorar ningún territorio nuevo, prefiere quedarse en casita, donde se conoce todos los rincones para quedar oculta y a salvo.

¿Te resultan familiares?

Puede que tú les llames con otros nombres, pero la función que desempeñan es la misma (o casi).

Me conozco docenas de versiones de este grupito y sé como mantenerlo a raya, para que tú puedas trabajar para lograr lo que quieres (y te mereces)

 

Cónoceme más, suscríbete a mi lista, disfruta de los regalos que encuentras en la web, apúntate a alguno de los retos, o de los détox (que son gratuitos) y cuando estés a punto:

 

¡trabajemos juntas para aprender a conseguir crear lo que deseas, venciendo a las Saboteadoras, creyendo en ti más que en nada y más que en nadie!

 

 

Pillada in fraganti

Te cuento sobre mí:

Soy organizada, me gusta el orden y la armonía.

Me siento feliz haciendo cosas que hacen a otros más felices. Busco actividades que me ayudan a conseguirlo. En invierno, tejo bufandas para Els amics de la gent gran (Los amigos de los abuelos) y en verano, hago Pulpitos Solidarios, que sirven para los prematuros en la incubadora para que no se agarren a los cables y haya desgracias.

Adoro la naturaleza, las caminatas, el mar y las montañas.

Me gusta conversar sobre infinidad de cosas. Aprender siempre.

Soy una lectora voraz y me encantan las películas.

El deporte no me gusta mucho, pero procuro hacerlo para mantener mi salud.

Me gusta cocinar, escribir, el arte, ir de compras. Compartir con otras personas aquello en lo que creo y lo que hago.

Vivo desde hace más de cuarenta años con perros y gatos.  Me gusta su compañía y todo lo que aprendo con ellos, me proporcionan risas, ternura, me conmueve lo puros e inocentes que son.

Desde hace dos años, dejé de consumir productos animales porque es espeluznante como la industria alimentaria los trata desde que nacen hasta que los matan cruelmente.

Siempre veo la parte cómica a las cosas, así que me río mucho con todo.